02. Una pequeña Historia Personal

Y UN GRAN ENCUENTRO CON AHNYA

Hace veintisiete años, en mis primeros veinte, sentí un profundo deseo de recordar a Dios / Creador. Fui educada en un medio religioso; iba a misa, cantaba en el coro, y escenificaba al ángel de Navidad cada año. Era apasionada acerca de Dios y pensaba que si Dios fuera mi Padre (no sabía acerca de la Diosa Madre entonces), debe de haber habido un tiempo cuando yo era parte de Dios. Con todo mi corazón, yo quería recordar a Dios, no el que juzga, el Dios bíblico de antaño, pero el Dios del ahora. En ese tiempo, no sabía que mi deseo de conocer a Dios en esta vida, también era un deseo de recordar quién era yo. No sabía nada de meditación o mantras.

Sin embargo, empecé a vivir y respirar este mantra: "Yo recuerdo, Yo recuerdo." Y de hecho recordé. En una abrumadora explosión de energía, me volví "sin principio ni fin." Había luz en todos lados. Subió mi energía a través de cada célula de mi ser, tuve un sentimiento de que me había salido del tiempo, y un amor tan profundo y sin juzgar, que supe que Dios era una realidad. ¡Tanto amor, tanta Luz, y...tanta confusión! Sentí como si todas las células de mi cuerpo se hubieran encendido a todo poder, y que este poder había amorosamente sobrecargado mis circuitos. Más tarde entendí que todos mis chakras se habían abierto completamente. No había revistas de la nueva era o recursos que me ayudaran a entender lo que me había pasado. Los siguientes dieciséis años, estudié cualquier cosa que pudiera ayudar a explicar la intensa energía de amor que experimenté. Ese segmento de mi vida es al que ahora llamo "Confundida por la Luz." Durante ese tiempo me sumergí en diferentes disciplinas: Budismo Zen, Chamanismo (Africano, Brasileño, Nativo Americano), Cristiandad vuelta a nacer, Siddha Yoga, inclusive artes marciales (Tai Kwon Do, Tai Chi, y Kung Fu). Intenté de todo para conseguir que esa maravillosa energía estuviera activa en mi vida. Mis estudios dieron paso a muchas verdades espirituales:

"La verdad está dentro de ti y lo mismo todas las respuestas"; "somos seres magníficos y capaces de Maestría". Esto me dio esperanza, pero tuve tiempos difíciles para usar éstas verdades en mi vida cotidiana, y no me producían la intensa energía de amor que yo tanto quería volver a disfrutar. ¡A pesar de los años de esfuerzo, mi vida, mi trabajo, y mi casa eran un desastre! Había tocado lo Ilimitado y continuaba teniendo profundas visiones, pera mi vida cotidiana reflejaba impotencia. Mi frustración se volvía más profunda, pero mi amor por Dios permaneció. Yo sabía que tenía un "paquete de poder" pero ¿cómo podía prenderlo? Éste era un pensamiento constante durante mi búsqueda. Mi corazón se llenaba una y otra vez mientras adquiría la comprensión de verdades antiguas y el darme cuenta de que todos somos uno. También, apasionadamente, quería sostener la carga eléctrica de mi verdad . Después de años de búsqueda, con sinceridad y exasperación, pregunté, "¿Si las respuestas están dentro de mi, entonces quiero saber exactamente dónde están...y CÓMO llego a ellas?"

Finalmente, en la primavera de 1988, volví a tener la experiencia gozosa de "ni principio ni fin." Esta vez, una forma magnificente, luminosa, de energía femenina estuvo presente. Su nombre era Ahnya. Kryon nos dice que no hay géneros en el reino de Espíritu. Yo experimenté a Ahnya como una energía femenina, así, por conveniencia, describo éste Ser como ella, aunque ella es realmente un aspecto de una entidad que es una totalidad sin género. Ella es una de las maestras de Kryon, parte del séquito, complementa los cambios planetarios de Kryon con el trabajo que hacemos. Siempre que enseño, Ahnya está presente. Me sitúo dentro y fuera de canal porque esa combinación es muy cómoda para mi en éste momento. Ahnya está presente siempre y donde sea que un maestro o maestra de EMF Balancing Technique presenta el trabajo, y siempre que un profesional hace una sesión.

Ahnya y yo nos fusionamos como un solo ser y yo fui impregnada con el patrón de energía que llamaremos UCL (Entramado de Calibración Universal). Esta fue mi primera experiencia de canalización, y recibí una tremenda cantidad de información en este evento único y trascendental. Cuando al principio recibí el patrón de energía del UCL de Ahnya, sabía que era un regalo , pero no sabía para qué. La energía permaneció latente por un año. Después, en 1989, con la llegada de Kryon, El Entramado se activó. Mi trabajo (o contrato, como lo entiendo ahora) me fue revelado: Tenía que interpretar el Entramado, aprender a usarlo, y enseñar a otros a usarlo. Pieza por pieza los regalos del Entramado se fueron develando.

Pasé seis años interpretando y mapeando el Entramado que ustedes ven en la ilustración, y desarrollando las primeras cuatro fases de la EMF Balancing Technique (desde el inicio se me dijo que la técnica constará de 12 fases). En 1989, empecé a trabajar fuera de casa, dando sesiones siguiendo los patrones que Ahnya me había mostrado, (más adelante lo comparé a trazar patrones de 'crop circle' a través del campo de energía humano.) Seguía los patrones como me los habían dado, pero los resultados variaban de acuerdo a la necesidad o intención de cada persona. Había algunas veces sanaciones físicas, pero éstas las veía como efectos secundarios ya que yo estaba enfocada en equilibrar y activar este nuevo sistema del campo energético que estaba tocando. Al mismo tiempo, mi vida empezó a cambiar dramáticamente. Mientras activaba el Entramado de otros, mi propio sistema de energía se volvió más fuerte, más capaz de "sostener la carga." Ahora tenía un lugar para que toda esa energía universal circulara. Me di cuenta que podía sostener mi propio poder; le llamo a esto "Energía Central", y mi asociación con Espíritu se volvió activa. Por primera vez, empecé a sentirme en casa justo aquí en el planeta Tierra.

Se corrió la voz de los resultados positivos que mis clientes tenían en sus vidas y mi práctica privada empezó. La gente decia sentirse "diferente" y "más ligera, y notaban que sus vidas eran más satisfactorias. Esto no siempre fue fácil, porque había trabajo que hacer, pero los clientes encontraban que tenían más energía y una guía mayor para seguir al siguiente paso de sus Almas. Siendo consistente y trabajando con una persona a la vez, la reputación del trabajo creció. En los años siguientes, enseñé en muchos programas para educación de adultos en escuelas públicas y di conferencias en universidades, tiendas de la nueva era, expos de salud holística, y negocios convencionales. Aparecí en algunos pequeños programas de radio y televisión y de manera positiva en los periódicos locales. Hubo un excitante evento en el camino: en el verano de 1995 una respetada firma de Connecticut de investigación de base y desarrollo se acercó a Stephen y a mí. La compañía se especializaba en contratos gubernamentales y militares (y produjo la serie en video sobre salud de J. Everett Koop). Querían colaborar con nosotros para trabajar con una subvención de la NASA en un estudio sobre los efectos de usar la EMF Balancing Technique para mejorar el rendimiento individual y de equipo, y fortalecer el proceso del mantenimiento de la salud en los astronautas. Nuestra parte del experimento era proveer el entrenamiento y los ejercicios para probar los efectos del equilibrio de energía del campo electromagnético. ¡En otras palabras, teníamos que estimular la conciencia colectiva integrando Espíritu y Biología! Entendimos que no fué el momento apropiado y nos decepcionamos cuando no le dieron la subvención de la NASA a la compañía. Sin embargo, nos animamos mucho y sabíamos que íbamos por el camino correcto. Un año después en el verano de 1996, Stephen y yo finalmente leímos las palabras de Kryon. Como muchos otros, el reconocimiento que experimentamos fue profundo. En el otoño de 1996, nos reunimos con Kryon, Lee Carroll y Jan Tober. En febrero de 1997, formalmente nos volvimos co-trabajadores.