05. Circuitos de Infinito en forma de "8"

LA REVELACIÓN DE LAS FIBRAS EN FORMA DE OCHO

Ahnya empezó a revelarme las fibras en forma de ocho que irradian desde los chakras y nos conectan con la energía Central. Estos son los circuitos de auto-equilibrio del UCL. Forman el símbolo de infinito, representando la conexión infinita entre tú y el Creador. Observé éstas fibras de luz alimentando con información a la biología humana desde el universo. Cuando vi la biología mandando información a través de los circuitos en forma de 8, me di cuenta que habíamos dado un salto evolutivo enorme con la activación de ésta parte de la anatomía energética. Esto es lo que significa traer la co-creación al aquí y ahora. La onda de energía que regresa del universo trae consigo experiencias que le dan forma a tu realidad futura. Poco tiempo después de haber observado los circuitos de infinito en forma de 8, las largas fibras que crean el marco exterior del UCL se formaron. Doce de estos largos filamentos constituyen la capa exterior del Entramado. Recientemente, doce filamentos más que corren a través del centro de los circuitos con forma de 8 se han activado. Trabajando con intento (intención, propósito) y ejercicios de energía, junto con el trazo de plantillas a través del campo, ayudamos a que el Entramado tome su forma completa. ¡Qué evolución tan bella! A medida que ejercitas el UCL, fortaleces tu capacidad de sostener la nueva energía en tu Biología. Esto en cambio, ayuda a que el UCL llegue a su formación completa. Inclusive al estar leyendo éstas palabras y estudiando la ilustración; estás estimulando la energía del Entramado dentro de tu ser. Cuando logramos una comprensión básica de cómo funciona este "sistema de mensajería", nos damos cuenta de que verdaderamente somos los creadores de nuestra propia realidad. Enviando mensajes más fuertes y claros de una manera amorosa y gentil, creamos una realidad más fuerte y clara. En el tiempo del 11:11, aceptamos mayor responsabilidad por nosotros mismos.

El trabajo de Solara involucraba aceptar más de nuestra propia energía y, como resultado, nuestros registros personales se liberaron dentro de nuestros campos energéticos. Tu historia, tus patrones hereditarios, registros de vidas pasadas , y todos los eventos que hayas experimentado en esta vida están registrados en las largas fibras de información localizadas detrás de ti. Estos registros se ven como pequeños discos de luz; y contienen la información en su lugar electromagnéticamente. Cuando una carga de exceso de energía envuelve uno de estos discos, frecuentemente se va a manifestar como una realidad que se repite una y otra vez en lo que llamamos el tiempo presente. Si ésa realidad es una que deseamos, eso es bueno. Pero muy a menudo nuestra "historia energética" crea un patrón repetitivo que se vuelve un ancla de negatividad que nos detiene para crecer hacia delante. A medida que equilibramos las cargas de energía en las largas fibras que están atrás de nosotros, nuestra intención (propósito) es el de transmutar la "energía de historia", o el "pasado", en una columna de sabiduría dorada y de apoyo. Gentilmente liberamos el exceso de energía "negativa", que ahora libre puede ser usada de maneras más beneficiosas mientras co-creamos nuestra realidad en el AHORA.

Vivimos en un tiempo de oportunidad para la liberación del Karma en gracia. Estas fibras son canales para la mayor carga de energía que necesitamos para reclamar éste estado personal de gracia. Nota en la ilustración la columna de luz pura que baja derecha a través del centro del cuerpo. Aquí, en tu centro, se encuentra la unificación del sistema de chakras en evolución. Ésta es la energía central, el circuito abierto del ECU que nos conecta con la Fuente Ilimitada. Cuanto mayor sea aquí el flujo de energía, mayor es la liberación del conocimiento espiritual interior. Como nos dijo Kryon en el Lago Ginebra, la sabiduría de las eras está justo dentro de nosotros. La inteligencia espiritual es inherente a cada uno de nosotros; depende de nosotros establecer el intento (propósito) de usarla. El matrimonio entre Espíritu y Biología es una realidad, y la tarea a la mano es facilitar ésa realidad. Una característica de este proceso es un sentimiento de paz profunda, no importando lo que pueda estar pasando en tu exterior. ¿Se acuerdan de la "Parábola del Frasco de Alquitrán de Kryon? (Las Parábolas de Kryon, Lee Carrol, Hay House, Inc., 1996) " Conforme liberas el exceso de cargas energéticas del pasado y fortaleces tu energía central, el grueso "alquitrán" que hacía mas lento tu avanzar, se lava. Ahora te mueves hacia una asociación con tu Ser Superior, y eventualmente a un estatus de Ascensión. Aquí, en tu centro, puedes empezar a experimentar el ahora eterno."

Cuanto más presente estés en el ahora, eres portador de mayor carga eléctrica. La carga eléctrica de tu historia y la carga de tu futuro potencial todo alimenta el ahora. El poder o "jugo" que se necesita para la Ascensión está unificado en el ahora. Los filamentos de luz que están al frente del campo energético humano componen el campo de posibilidades potenciales. En el tiempo lineal, a esto le llamamos el futuro. Aquí, es donde ponemos nuestras esperanzas, sueños y deseos. En ésta porción del UCL también ponemos los eventos llenos de miedo y preocupación. Los discos de luz contenidos en estas largas fibras de información funcionan como transmisores, atrayendo energía "parecida". El Universo no juzga, aquí tenemos libre albedrío. Somos seres con posibilidades infinitas. Dependiendo de lo fuerte que sea la transmisión, una realidad potencial puede ser manifestada. Claro, cuando nos enfocamos en nuestras esperanzas y deseos con pensamiento positivo, estamos trabajando hacia la eliminación de nuestro miedo y preocupación. Entonces, fortalecemos nuestra habilidad co-creativa conforme lavamos el "alquitrán", y "plantamos" nuestros intentos (propósitos) co-creativos en el campo de posibilidades futuras. Ahora pueden entender mejor la información técnica sobre el UCL, qué ocurre mientras co-creamos, y porqué se nos dice que donde ponemos nuestra atención, en eso, nos convertimos.