10. Las Cuatro Fases de la EMF

UNA BREVE PERSPECTIVA GENERAL

Durante una sesión de la Técnica de Equilibrado del Campo Electromagnético, el proceso de calibración se da en todos, estén o no concientes de ello. La mayoría de la gente siente la energía moviéndose a través de su cuerpo, pero esto no es necesario para una sesión exitosa. Cada sesión empieza: "Desde el Creador dentro de mi al Creador dentro de ti, y la compañía que mantenemos, empecemos." Esto sirve como un reconocimiento mutuo y honra la sabiduría interna. El procedimiento de la Técnica de Equilibrado del Campo Electromagnético tiene cuatro patrones de energía diferentes, o Fases,(hasta ahora desarrolladas) que se trazan a través del campo de energía humano. Éstos movimientos facilitan la calibración, que a su vez fortalece la conexión personal (o como algunas veces la llamo, la "Conexión de Ascensión") al Entramado Cósmico.

Cada patrón tiene una intención o propósito específico:

Fase I: equilibrar sabiduría y emociones (la mente y el corazón).
Este primer patrón tiene como resultado la reducción de estrés y un sentido de libertad y bienestar. Es útil, en la nueva energía, contemplar lo que puede significar pensar con el corazón y sentir con la mente. Aprender a trabajar con las fibras de luz y energía que componen un estrato de la anatomía energética que se interrelaciona con el sistema de chakras. Equilibrar sabiduría y emociones es importante. Por sabiduría, me refiero a las cualidades mentales del razonamiento, organización y comprensión.

Fase II: enfocarnos en la Auto-dirección y apoyo.
Aquí, podemos graciosa y amablemente liberar asuntos emocionales almacenados dentro de nuestra historia sin tener que revivir los eventos dolorosos que los generaron. Nuestro propósito es el de transformar nuestra historia en una columna de sabiduría dorada y apoyo, una columna de energía central que nos centra en el ahora. Esta columna dorada soporta la postura energética del Auto-habilitación. ¡Ya ninguna energía negativa se ancla en nosotros desde nuestro pasado para detenernos! La pregunta es: "¿Cómo me puedo conectar al todo más eficientemente?" Esto es por lo que entender las fibras, que también veo como discos de patrones geométricos de luz conteniendo información - hereditaria, genética, vidas pasadas, vida presente- es importante. Cada detalle diminuto es grabado. Kryon (8 de mayo 1999) habló sobre la cubierta magnética de nuestro ADN, de la misma dijo que los científicos no serían capaces de encontrarla mientras no se dieran cuenta que hay "algo que falta." Estos son los códigos magnéticos del Creador.

Fase III: intensificar la energía central.
Esto nos permite irradiar la luz que tenemos. Se introduce energía platino, y se efectúa una unión dentro de la anatomía energética a medida que los chakras se alinean con la energía central. Esta alineación es necesaria conforme vamos tomando una mayor responsabilidad en el esquema Universal de las cosas. Aquí expresamos nuestra inteligencia espiritual, experimentamos paz y la memoria del YO SOY lo que YO SOY.

Fase IV: enfocarnos en el logro energético.
Tenemos un potencial, al que frecuentemente nos referimos como nuestro futuro. En ésta Fase, aprendemos cómo elegir a sintonizarnos con receptores de energía específicos y transmisores dentro del UCL con el propósito de co-crear nuestras vidas con Espíritu. Calibramos esta parte del Entramado para poder gozosamente co-crear nuestro potencial juntos. ¡Qué privilegio estar en asociación con el Creador!

En todas las Fases, el patrón se sigue de la misma manera en el que fue originalmente recibido desde Espíritu, pero la calibración se da siempre de acuerdo a la sabiduría innata de cada persona. Cada uno es único, así los resultados siempre son interesantes e individuales. ¡Sigo sorprendida de lo personal que es el Universo con cada uno de nosotros! El Entramado Cósmico es una intrincada parte de todos nosotros, y todos estamos conectados.
Por eso, Kryon nos llama Familia-todos.