Punto Joven

puntojovenUn lugar de sorpresas!! de y para jovenes que entienden... viven la vida desde otra perspectiva, sus opiniones, los temas que les interesan, sus experiencias... un lugar de resonancia alegre, ligera, abierta, amorosa... "una tierra diferente es posible".

Matías

dmatias2Hola almas en evolución! Yo soy Matías, el autor de este dibujo. Me dijo Esperanza que había algunos que querían una explicación del dibujo, así que aquí os la doy. Pero antes que nada, quiero agradeceros a todos los que leen este texto, ya que eso quiere decir que habéis compartido palabras, en cierto aspecto, "luz", con esta maravillosa página, ideada por esta maravillosa y amorosa mujer índigo, Esperanza, uno de los tantos orgullos de Anhya.

Para presentarme un poco, yo soy uno de los tantos seres de luz que componen este universo, es decir, un ser de luz como tú, la casa, el árbol, el barrendero, el ladrón, Júpiter, una célula, Andrómeda... incluso Bush, je je, etc, etc.

Antes trabajaba para los Akashas Centrales, el Campo Akàshico, y luego de un curso acelerado de materialización, pasé a ser Matías. Obviamente, desde que nací, no recuerdo lo suficiente, es decir, no recuerdo todo lo que sé que sabía, como casi todos, pero siempre tuve cierta idea de lo que había pasado antes de este trauma maravilloso, precioso, al que llamamos "vida material".

No obstante, por ser esta mi primera vida en la Tierra, tuve ayuda de seres angélicos y elementales. En mi pubertad, por alguna razón de la que aún desconozco su finalidad, las "órdenes" permitieron que comenzase a recordar bastantes cosas. Muchas de ellas, en el proceso de recuerdo, me provocaban dolores de cabeza, y por ende, inestabilidad en todo.

Alrededor de mis 13 o 14 años, una de las noches que "procesaba información", a eso de las tres de la madrugada, tomé una hoja y comencé a hacer un dibujo, más bien un penoso esbozo, sin pensarlo; diferente de la mayoría de los dibujos que hacía. Por descontado no lo seguí, pues no tenía la capacidad de plasmar esas imágenes físicamente. Detrás, escribí de una forma sin sentido, queriendo expresar algo en palabras que conociese, mezclando recuerdos que tenía, el siguiente texto: